jueves, 3 de septiembre de 2009

Respuesta a la convocatoria: ¿Las tres M?

Escribí ayer que "Calderón va por las reformas".

Hoy, un puñado de comentaristas, la mayoría de los notables o de quienes aspiran a serlo, responde dando una clara muestra de su magnanimidad (inexistente) y su amplitud de miras (que más bien parece miopía), con las tres M: Mezquindad, mediocridad y miedo.

Veamos:

-La columna editorial estilo chabacano del periódico "Reforma o "Templo mayor"": "El de ayer, sin duda, fue uno de los mejores discursos de Felipe Calderón. Ésa es la buena noticia. La mala es que fue sólo eso: un discurso. Había mucha expectativa sobre lo que propondría el Presidente para los poco más de tres años que le restan a su gobierno. Sin embargo, su decálogo de reformas urgentes dejó a más de uno con un sabor de boca amargo, pues en ningún momento Calderón fue más allá del enunciado del problema".

- La columna de Ciro Gómez Leyva en "Milenio": "Buen discurso. Buena ceremonia, buena convocatoria. Pero que nadie se ilusione de más. Lo dicho aquí el lunes: son una generación no dotada genéticamente para la grandeza."

- Sergio Sarmiento en "Reforma": "El presidente Calderón tomó la decisión en su mensaje de mirar hacia el futuro y no a un desastroso pasado inmediato. Es una decisión acertada. Pero ante la debilidad política de su partido y la crispación del medio político, parece muy difícil llevar a cabo un programa ambicioso de reformas, sobre todo cuando algunas, como la hacendaria, la política y la energética, supuestamente ya se habían hecho."

- La columna anónima "Bajo Reserva" de "El Universal": "El tono del discurso de Calderón, una mezcla entre lo festivo y lo apocalíptico, provocó, más bien, desconcierto."

- La columna de Enrique Quintana en "Opinión Financiera" también de "Reforma": "Hacer que el discurso de Calderón sea más que un discurso va a ser bastante complicado. De nuevo le comento: ojalá me equivoque, pero creo que se quedará en buenos deseos"

- A un lado de Quintana, la columna de Joel Martínez ("En el dinero"): "Si la debilidad del Presidente persiste, sólo justificándose desde su púlpito lleno de retórica y nada más hace una enumeración light de las reformas que se necesitan..."

Y podríamos seguir, salvo las excepciones, tal vez, de Carlos Elizondo Meyer, de Héctor Aguilar Camín, de Carlos Marín...

Las tres M: Mezquindad, mediocridad y miedo.

Lo bueno es que los notables emisores de opiniones cada vez menos representan lo que es este país.

Al menos, el del Presidente fue un "buen discurso", porque los alegatos de pretendido escepticismo de algunos de estos notables ni a buena retórica llegan.

Etiquetas: ,

8 Comentarios:

Blogger alejandro turner dijo...

A ver, a ver, a ver. Vámonos con calma. No nos desgastemos en alegatos estériles. Solamente propongo el siguiente ejercicio, aunque a algunos les de flojera hacerlo: Comparen el discurso de ayer del Presidente (y en especial los 10 puntos propuestos) con lo plasmado en su Plan Nacional de Desarrollo firmado hace 3 años. ¿Qué hay de nuevo?

El problema radica, creo, en querer seguir viendo al presidente como el mesías redentor de México.

Lo importante no es cambiar de amo sino dejar de ser perros.

septiembre 03, 2009  
Anonymous Jose Trinidad dijo...

Alejandro,

Completamente deacuerdo contigo.

Solo quiero añadir lo siguiente: El presidente ya nos dijo que hará todo lo posible por que el día de mañana llueva sopa. No espera que salga corriendo a traer mi plato, ¿o si?

septiembre 03, 2009  
Blogger Ricardo Medina Macías dijo...

Alejandro: Totalmente de acuerdo. Tal vez lo más interesante del discurso de ayer fue que el Presidente NUNCA DIJO que él o el gobierno federal fuesen la solución de los problemas, sino que ÉL y el gobierno federal mostrarán que NO son el obstáculo para que crezcamos por nosotros mismos, que cada cual ponga de su parte (creo que eso dijo). Ahora bien, ¿por qué la comentocracia mexicana tiende a reforzar esa visión fatalista y providencialista de que todo, lo malo y lo bueno, habrá de venir del señor Presidente?

Saludos,
RMM

septiembre 03, 2009  
Blogger Ricardo Medina Macías dijo...

José Trinidad: A lo mejor hablamos de discursos distintos, en el de ayer no encuentro ningún anuncio de que el Presidente (al viejo estilo) vaya a hacer que llueva sopa. Por el contrario. A lo mejor quienes siguen soñando con que pueden hacer que llueva maná o sopa del cielo son los necios que se siguen oponiendo, por ejemplo, a reformar Pemex para que sea una empresa eficiente (si eso implica privatizarla, lo que quiera que eso signifique en la cabecita de algunos políticos como Beltrones, pues ¿qué diablos estamos esperando para privatizar PEMEX?), son los que dijeron el años pasado que no era necesario que la reforma de PEMEX llegase más lejos porque seguiríamos tendríamos petróleo por los siglos de los siglos, al alcance de la mano (como en Cantarell) y con precios internacionales de locura que permitían gastar, gastar y gastar...y seguir subsidiando los energéticos a ricos y a pobres. Será muy tonto, de acuerdo, quien saque su plato esperando que le llueva sopa del cielo presidencial; primero, porque el presidente no puede hacer que llueva sopa (ningun presidente puede hacerlo), pero, segundo, porque el presidente, ayer, ni siquiera insinuó que eso sucedería. Digo, en todo caso, que hará lo que esté en sus manos para que cada cual, si quiere, se pueda ganar la sopa de cada día sin un gobierno cada vez más estorboso y sin monopolios o semimonopolios en áreas clave, como las telecomunicaciones, la energía, el mercado laboral (le faltó el transporte y otras más, pero algo es algo).

Saludos,
RMM

septiembre 03, 2009  
Blogger William Gilmore dijo...

No interesa lo que diga Calderón ni lo que digan los periodistas.

La palabra mágica es la INVERSIÓN

septiembre 03, 2009  
Blogger Ramón Mier dijo...

Me congratulo de no haber visto, escuchado o leído el discurso.

No fue ni mezquindad, ni miedo, ni mediocridad lo que me llevó a cerrar ojos y oídos, fue el hartazgo.

Nadie que me llama por teléfono a la hora de comer para darme a conocer sus logros mediante una grabación merece mi atención.

septiembre 03, 2009  
Blogger Antar dijo...

A mi me parece un buen comienzo, El señor habló con la verdad. Espero que sus iniciativas traigan cambios de fondo. Y también espero que los medios y la comentocracia sean lo suficientemente responsables como para entender lo que está pasando, lo que tenemos que hacer, y no vayan a salir con la típica primera plana anunciando sólo lo escandaloso, como "MAS IMPUESTOS", o bien "CALDERON BUSCA VENDER PEMEX" o cualquiera de esas estupideces que están acostumbrados a hacer y que prenden a lo más ignorante y radical de la sociedad mexicana, azuzados precisamente por los que NO quieren los cambios... saludos!

septiembre 04, 2009  
Anonymous Anónimo dijo...

Creo que l presidente empezo al reves, este tipo de discurso es con lo que debio haber empezado, y ya en su segundo tramo, andar inventando programitas gubernamentales si lo propuesto desde el principio se hubiera aprobado. (Los programitas en mi opinion no sirven, pero de algo le servira al ego del presidente creo yo)

septiembre 04, 2009  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal